Tomando kava en Fiyi

En mi primer post quiero compartir con ustedes mi experiencia en Fiyi, estuve pocos días pero me pasaron cosas interesantes;  tomé Kava, me casé con el amor de mi vida y me enamoré de la cultura fiyiana.

Contexto: Fiyi es un país de Oceanía que no tiene fronteras terrestres, el idioma oficial es inglés y fiyiano,  su capital es Suva, su gente es amigable y servicial y tiene una biodiversidad increíble.

Cuando viajamos a otros lugares e interactuamos con su cultura y su estilo de vida que muchas veces es totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados, nuestra perspectiva de ver todo en la vida sin duda alguna no sigues siendo la misma, y eso no está del todo mal. 

Mi novio y yo viajamos a Fiyi para casarnos en una de sus playas,  la amabilidad de todos causó gran conmoción en mi de manera positiva; al día siguiente de haber llegado salimos a turistear en una ciudad llamada Sigatoka, estábamos caminando y todos nos saludaban amablemente con un sonoro Bula que significa Hola en fiyiano. Quedé impactada de la amabilidad y buena vibra que se siente allí. 

Anécdota: En esas nos encontramos  un hombre que nos invitó a su negocio a mostrarnos sus artesanías. Entramos cautivados por su amabilidad y buena labia, cuando se enteró que ese era nuestro segundo día en la isla nos pidió con mucho respeto y seriedad que le permitiéramos darnos la bienvenida al estilo fiyiano.

Debo confesar que estaba un poco prevenida, nos sentamos en un tapete artesanal y el empezó a hacer un té de una manera muy particular; en un bowl de madera puso el té (un polvo café) agua y empezó mezclar con un trapito* (pedazo de tela).

Ahí me estaba preparando mentalmente para tomar el té.

Preparando el Kava

     – “Es para la fertilidad, lo toman las mujeres para procrear, ideal para usted que se va a casar” me dijo.  

No puedo negar que mi corazón estaba latiendo fuerte, yo no sabía qué ritual raro o que menjurje haría el señor pero la tranquilidad de mi chico me calmó.  El señor dijo algunas palabras en fiyiano que no recuerdo que era, fui la primera en tomar el té para rematar, por eso de que las damas primero :/ pero no estaba nada mal, tragué entero y solo deseaba en mi mente que todo saliera bien, estaba tan asustada, tenía muchos prejuicios en la cabeza,  el ritual termina apludiendo tres veces y listo, ¡Sobrevivimos!

Cuando todo terminó, nos dio un fuerte apretón de mano y nos dijo bienvenidos a la Isla, respiré profundamente y entendí que no todos son malos y que es bonito estar abiertos para conocer cosas nuevas. 

“No existen tierras extrañas. Es el viajero el único que es extraño.”Robert Louis Stevenson

Bulaaa!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.